En el tercer trimestre, el incremento había sido todavía del 0,7%
en comparación con el periodo precedente.La oficina de estadística confirmó asimismo sus datos provisionales sobre el crecimiento anual, según los que el PIB se incrementó el 2,5%. En 2006, el aumento había sido del 2,9%.La ralentización se debió fundamentalmente al retroceso del consumo y a la desaceleración del mercado exportador, pese a lo cual Alemania defendió su título de campeona mundial de exportaciones.En el cuarto trimestre el principal impulso económico provino del aumento de las inversiones en maquinarias y bienes de equipo.El PIB fue generado en ese último parcial por un total de 40,3 millones de personas, un 1,6% más que en el mismo periodo del año precedente.