El empresa holandesa de electrónica de consumo e iluminación Royal Philips Electronics recortará 4.500 empleos en todo el mundo.

Philips despedirá 1.400 empleados en Holanda, en el marco de un plan de reducción de costes que le permitirá ahorrar de manera global 800 millones de euros, según ha informado este lunes la multinacional, que sufrió un retroceso del 85,8% en sus ganancias del tercer trimestre, que disminuyeron hasta 74 millones.

Philips cuenta actualmente con 120.582 trabajadores en todo el mundo, de los que en torno a 800 empleados corresponden a su filial española.