Los contratos a futuro sobre el crudo se negociaban sobre los 83 dólares por barril el miércoles poco después del mediodía, en tanto un descenso temprano creado por una sorpresiva acumulación de inventarios de crudo y gasolina en Estados Unidos era visto por los operadores como una oportunidad de compra. El contrato sobre el petróleo a febrero en la New York Mercantile Exchange ascendía 1,23 dólares, o el 1,5%, a 83 dólares por barril. El contrato del crudo Brent se negociaba en la bolsa ICE Future con un ascenso de 1,16 centavos de dólar, o el 1,4%, a 81,75 dólares por barril.