La petrolera estatal brasileña Petrobras destinará una mayor parte de sus recursos a las actividades que desarrolla en Brasil, especialmente al yacimiento de la cuenca marina de Espíritu Santo. "Vamos a traer de vuelta a Brasil algunos de nuestros equipos", afirma el presidente ejecutivo de la petrolera, José Sergio Gabrielli, en una entrevista al diario británico Financial Times. La compañía está repatriando a ingenieros y a diverso personal para evitar una escasez de trabajadores en Santos, donde Petrobras ha descubierto las mayores reservas que se han encontrado en América en las últimas tres décadas.