El actual presidente de UBS, Peter Kurer, que hoy anunció que no renovará mandato en la próxima asamblea general de accionistas, cobrará su salario normal, de 1,3 millones de euros anuales (2 millones de francos) durante los seis meses posteriores a dejar el cargo. En la asamblea general de accionistas, que tendrá lugar el próximo 15 de abril, el Consejo de Administración presentará la candidatura de Kaspar Villiger, quien fue miembro durante 15 años del Consejo Federal (gobierno) de Suiza. Kurer, quien no llegará a cumplir un año de funciones, cobrará su salario durante seis meses y a cambio, no se beneficiará de ningún tipo de indemnización. Por su parte, Villiger aceptó el cargo con un sueldo notoriamente menor, unos 573.000 euros anuales (850.000 francos) sin acciones ni bonos.