Wall Street rompe la inercia del movimiento alcista de las últimas dos jornadas y abre en negativo. Las dudas son latentes y, es que, la volatilidad se corta en el aire y los índices dicen adiós a los inversores. El Dow Jones cede un 0,25% hasta los 10.271 puntos, el Nasdaq un 0,31% y el S&P 500 un 0,45% y todo pese a conocerse antes del pistoletazo de salida unos datos del mercado de empleo mejores a lo previsto y que sirven de aperitivo a la espera de las cifras de paro que se conocerán el viernes.
ADP ha publicado hoy su informe sobre empleo en el sector privado de EE.UU. durante enero. En el mes que acabamos de dejar, las nóminas de empleados disminuyeron en 22.000. Este descenso fue menor que el proyectado por los analistas, que lo elevaban la destrucción de puestos a 30.000. Para encontrar un descenso así tendríamos que remontarnos a febrero del 2008, desde entonces el mercado laboral ha sido la pata coja de la economía norteamericana que, ratificada una salida de la crisis económica, comienza a confirmar, al menos, una menor destrucción de empleos.

Pese a esta mejora, la confianza del consumidor se mantiene débil. En la semana del 30 de enero el índice de bienestar del consumidor cayó un punto a -49. También desciende el sentimiento con respecto al ambiente para las compras en un punto. Sólo el 22% de los encuestados opinan que es un buen momento para gastar los ahorros, quizás porque la “cuesta de enero” se sufre también en el otro lado del Atlántico.

En el ámbito empresarial, las empresas que hoy han desfilado por la pasarela de resultados han lucido sus mejores galas pero no a todos les han gustado. Pfizer anunció este miércoles que sus beneficios durante la última parte del 2009 se duplicaron con respecto a los de un año antes. La farmacéutica ganó 767 millones de dólares en el cuarto trimestre del 2009 pero gracias a su drástica reducción de costes. Hoy sus títulos encabezan las caídas del Dow Jones cediendo un 1,78%.

Tampoco se ha quedado atrás Time Warner que logró salir de los números rojos en el cuarto trimestre del año tras embolsarse 627 millones de dólares, comparados con la pérdida de 16.030 millones que registró entre septiembre y diciembre de 2008. Sin embargo, los accionistas recogen beneficios en esta sesión y la compañía cotiza un 1,26% abajo. Además, hay que mencionar que el gran magnate Rupert Murdoch, padre de Time Warner, pretende que Amazon.com venda los libros electrónicos de más caros, lo que genera un debate que no gusta a los inversores de la compañía de comercio electrónico que deshacen posiciones haciendo caer al valor un 0,67%

Una sonrisa de dibuja en el logo de las automovilísticas estadounidense tras conocerse que las ventas de autos aumentaron en enero un 6,3% hasta las 698.346 unidades. Hoy los inversores hacen un guiño a estas compañías. Los títulos de Ford suben un 1,84% mientras que los avances son algo más discretos para General Motors con un 0,02% de avance.

A la espera de que Paul Volcker, asesor económico de Obama y ex presidente de la Reserva Federal, hable sobre las financieras y las posibles medidas que el gobierno tome en este sector, los principales bancos sumanporcentajes en sus cotizaciones. Bank of America sube un 0,77%, JP Morgan un 0,39%, Goldman Sachs un 1,54%, Morgan Stanley un 0,86% y Citigroup un 0,73%.