El secretario estadounidense del Tesoro, Henry Paulson, ha hecho un llamamiento a China para que avance hacia un sistema de cambio de divisas flotante de aqui a unos años por el propio bien de su economía. Paulson asegura que 'las probabilidades de tener un crecimiento sostenido y equilibrado en China y en el mundo serán mayores si China acelera el ritmo de apreciación del yuan a corto plazo, y si establece a medio plazo un sistema de cambio totalmente determinado por el mercado'. Según Paulson, el boom económico de China será insostenible y el pasís no será capaz de controlar el vertiginoso ritmo de crecimiento sin grandes reformas económicas. Por cierto, China se ha convertido en la primera potencia exportadora del mundo por primera vez en su historia después de que sus exportaciones alcanzaran los 111.400 millones de dólares durante agosto, frente a los 105.800 millones de Alemania.