Los estados del Golfo Pérsico estarían mejor si no mantuvieran sus monedas atadas al dólar estadounidense, dijo el lunes el economista ganador del premio Nobel, Paul Krugman. Los países del Golfo, agrupados en el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), han luchado durante los últimos años con el tema de la relación de sus monedas ante el dólar, cuyo declive ha provocado presiones inflacionarias en la región. Kuwait ha sido el único estado del Golfo en vincular su dinar a una canasta de monedas desde mayo del 2007.