Oriente Medio y África se preparan para un nuevo brote de fusiones y adquisiciones en el sector de las telecomunicaciones tras el declive visto a nivel mundial en 2007, según un estudio publicado por PricewaterhouseCoopers. La consolidación ya se ha completado en mercados desarrollados como Estados Unidos y Europa y ésto, combinado con la incapacidad del capital riesgo de llevar a cabo operaciones apalancadas importantes, sitúa a estas dos regiones como objetivos preferentes para una consolidación.