Banca Cívica es la otra cara del dúo de cajas que saldrán a cotizar el día 20. Ofrecerá un descuento que podría alcanzar el 60% de su valor en libros pero, con los datos sobre la mesa, los expertos se preguntan, ¿es una oportunidad de inversión? Sometemos a examen las principales variables.

El 20 de julio cruzará la línea de meta del parqué español junto con Bankia. Para ello, los títulos de Banca Cívica –Caja Burgos, CAN, Caja Canarias y Cajasol- saldrán a cotizar a un precio comprendido entre los 2,7 y 3,8 euros. Esto valora la empresa entre 1.342 y 1.889 millones de euros, un monto semejante al valor que actualmente alcanza Bankinter. Si bien, estos precios representan salir con un descuento entre un 47,5% y 60%. Según Javier Flores, analista de Dracon Partners EAFI, “no son descuentos elevados, pues son sobre libros y en libros hay muchos activos inmobiliarios que no están descontados y que se deben descontar a posterior”.

Eso sí, según Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, estos descuentos, superiores al 50% del valor en libros “van a presionar mucho a las financieras cotizadas pues los bancos locales, excluyendo BBVA y Santander, se quedarían caros”. Actualmente la banca mediana española cotiza a una media del 30% de descuento en libros.

Así pues, Banca Cívica cotizaría a un PER entre 6,8 y 9,6 veces, inferior al 14 de la banca mediana del Ibex 35 o al 7 de BBVA y Santander. Sin embargo, según Javier Flores “estos PERes no son comparables porque las condiciones del mercado no son las normales, esto es un SIP de cajas, no un banco como los ya cotizados y su política y sus cuentas no responden al mismo estado”. Por ello, desde Dracon Partners EAFI prefieren “esperar a que esté cotizando porque el valor que se le está dando responde a aspectos políticos y, una vez en la Bolsa, el mercado pondrá un valor más objetivo”.

La tasa de mora del grupo asciende al 5,12%, por debajo de la media del sector en España que se ubica en el 6,19%. Enrique Pulido, presidente de Banca Cívica destaca que “tenemos un nivel de saneamiento que nos permite compararnos de tú a tú con cualquier entidad financiera española e internacional”. Según los datos aportados por el banco, su cobertura de la exposición a sectores de riesgo (constructor e inmobiliario) es del 113%, teniendo actualmente un 21% de su cartera formada por activos inmobiliarios, de los cuales, el 80% son de mejor calidad, es decir, de suelo urbano.
0
Al salir a cotizar, el core capital exigido por el Gobierno a la entidad se verá reducido, del 10% al 8%. Con este último porcentaje Banca Cívica ya cumplía en el primer trimestre, con un 8,1% y, tras la OPS, según su vicepresidente, Enrique Goñi, “alcanzaremos el 10% de core capital”. Con los tests de stress a la vuelta de la esquina (se conocerán resultados el mismo día que ésta salga a cotizar, el 20 de julio), en el peor de los escenarios la compañía podría hacer frente al vencimiento de 10.000 millones. Aún así, Covadonga Fernández, analista de SelfBank, dice que “su situación sigue siendo poco transparente. Hay mucha incertidumbre, por lo que no invertiría en el sector financiero, y menos en las cajas”.

La salida a Bolsa no es la panacea de Banca Cívica. Aún tiene al Gobierno en su accionariado tras haber recibido 977 millones por parte del FROB pero, según Goñi, “cotizando, repagaremos las ayudas hasta 2015”. Eso sí, este hecho les impedirá repartir dividendos superiores al 30% de los beneficios, en caso de que se llevara a cabo una política de remuneración al accionista, puesto que la entidad no se ha pronunciado claramente sobre ésta. Por ello, Robert Maxwell, Gestor de renta variable de Tressis, se muestra reacio a invertir en los nuevos bancos pues, “al final no es cuestión de precio. Seguramente ofrezcan menor rentabilidad por dividendo que otras financieras ya cotizadas y, además, todo su riesgo está localizado en España”.

Aquellos inversores minoristas que quieran acudir a la oferta deberán tener en cuenta que la inversión mínima es de 2.500 euros y máxima de 250.000.