OHL obtuvo un beneficio neto de 28,9 millones de euros en el primer trimestre del año 2007, un 70% más que en el mismo periodo del año anterior.
La cifra de negocio de la compañía en los tres primeros meses del año ascendió a 874,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 39,7%, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda), antes de impuestos, amortizaciones e intereses, alcanzó los 107,5 millones de euros, el 13% más. La compañía atribuyó estos resultados a la cifra de negocio alcanzada a través del área de construcción internacional, cuya facturación aumentó el 165,8% hasta los 270,6 millones de euros. Las ventas del negocio nacional crecieron el 11% hasta los 466,9 millones de euros. El Ebitda aportado por el negocio de construcción internacional se situó en los 12,3 millones de euros, el 515% más, mientras que el alcanzado en el mismo área nacional supuso 24 millones de euros, el 37,5% menos.