El selectivo de la bolsa corrige parte de la subida experimentada ayer. Abre la sesión con una caída del 1,03% y pierde los 10.600 en los primeros minutos de negociación. Una tendencia que no extraña- si se mira a los números rojos del Nikkei- y que se repite en el resto de plazas del viejo continente. En una sesión en la que el euro se despide los 1.41 dólares.
Los mercados dejan de lado las subidas en la apertura. Las plazas del viejo continente se contagian nuevamente del tono pesimista que vivió el Nikkei al cierre – tras perder un 0,78%- y dejando de lado la subida del 0,9% con la que cerró el Dow Jones la sesión. De este modo, el Eurostoxx se deja un 0,79% y marca en los 2.609 puntos su prime movimiento. El FT-100 pierde un 0,97% mientras que el DAX se convierte en el más penalizado. Cede un 1% en la apertura, minutos después de conocer que el índice de precios industriales bajó un 1,5% en julio, hasta dejar la tasa interanual en el 7,8%. El selectivo de la bolsa española por su parte cede algo más del punto porcentual y abre en los 10.598 puntos en la apertura.

Gráfico Ibex35




Unas caídas que hoy son protagonizadas por ArcelorMittal. Un día después de ser líder de la sesión, la compañía corrige parte de la subida al ceder más del 2%, hasta los 24 euros. Y ello un día después de anunciar que invertirá 500 millones de yuanes en la sociedad que forma junto a Hunan Valin Steel, un 90% menos de lo anunciado anteriormente. Banco Popular y Acerinox completan el podio de los números rojos al ceder más del 1,4% mientras que Técnicas Reunidas se deja un 1,2% en os primeros minutos de negociación.

A pocos pasos, Santander. Se deja un 1,10% y cotiza en los 9,90 euros después de conocer que la entidad amortizará el próximo 30 de septiembre participaciones preferentes por valor de 1.430 millones de euros. El mismo porcentaje de caída registran los títulos de BBVA. A pesar de las declaraciones de su presidente, Francisco González, admitiendo su interés en hacer compras ‘tácticas’ en Estados Unidos, el banco azul se deja más del punto porcentual y marca en los 11,23 euros su apertura. La entidad además está a la espera de que el regulador de EEUU le de luz verde para la puja por Guaranty Financial.

Del resto de pesos pesados, ninguno logra frenar el embiste del mercado. Iberdrola se deja un 0,84%, su filial de renovables descuenta un 0,8% de su cotización mientras que Repsol y Telefónica pierden algo más del 0,8% en los primeros minutos de negociación.

Las caídas menos acusadas se las apropia Cintra. Pierde un 0,16% hasta los 5.79 euros. El mismo porcentaje que retrocede Grifols que se instala en los 12,16 euros. Sacyr Vallehermoso se deja un 0,27% y con ella el resto del sector de la construcción: Ferrovial pierde un 0,79%, Acciona cede un 0,7%, ACS resta un 0,9% a su cotización el día en que UBS ha elevado el precio objetivo de su filial Hotchief hasta los 51 euros. Acciona y FCC se acercan al 1% de caída y junto a OHL (-2.06%) se convierten en las constructoras más penalizadas.

Ladrillo: el color rojo del continuo


Y es que todo lo que huele a ladrillo parece provocar ganas de vender entre los inversores. Inbesós se deja más del 8% en la apertura. Le siguen Realia (-4.93%) y Urbas que descuenta algo más del 2,3% de su cotización.

A favor de la subida juegan los títulos de Sniace. Se acercan al 10% de revalorización y alcanzan los 0,92 euros. Un paso por detrás, Faes Farma. Suma un 4,88% gracias a la recuperación de los derechos de la propiedad intelectual de la molécula de Flufenoxina para la investigación contra el Alzheimer. Banco Guipozcoano y Renta Corporación superan el 3% de revalorización en la apertura. Y con ellas: Gam sube un 2,30%, Codere se alza un 2,2% y Prima cierra la banda de valores que cotizan con subidas de ‘más del 2%’ en la apertura.