En el primer trimestre de 2009 se registraron 1.335 nuevos concursos de acreedores (antiguas suspensiones de pagos), lo que supone un crecimiento del 6,9 por ciento respecto al último trimestre de 2008, con una cierta "estabilización" en las insolvencias, según Crédito y Caución. Los datos de la empresa, obtenidos a partir de las insolvencias publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE), revelan una caída del 10% en los concursos que afectan al sector de la construcción, frente a los fuertes aumentos en el sector de juguetes, electricidad y bienes de equipo.