El euro se apreciaba el martes por la mañana a nuevos máximos históricos frente al dólar, en momentos en que el gobierno estadounidense anunciaba un inesperado aumento mensual en las inicios de viviendas en el país. Los inicios de construcción de viviendas crecieron un 3,0% en octubre a una tasa anual ajustada por factores estacionales de 1,229 millones, informó el martes el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Wall Street esperaba una caída del 0,9%.
Sin embargo, un indicador de los inicios en el futuro descendió a su nivel más bajo en 14 años. Pese a las cifras, el dólar permanecía bajo presión y el euro proseguía su marcha ascendente, lo que sugiere que los inversionistas aún creen que la Reserva Federal se verá obligada a recortar las tasas de interés en diciembre. Tras la publicación del informe mensual, el euro alcanzó un máximo de US$1,4806. Las renovadas bajas del dólar comenzaron durante la noche, debido a las preocupaciones de que los países del Golfo Pérsico -varios de los cuales fijan el valor de sus monedas al dólar- podrían evaluar la situación del tipo de cambio para contrarrestar la debilidad de la moneda estadounidense. A esto se sumaron las alzas en los mercados accionarios de Europa y Asia, pese a las pronunciadas caídas de los índices bursátiles en Estados Unidos. Un alza en las acciones extranjeras, pese a los descensos en Estados Unidos, sugiere que los problemas económicos estadounidenses podrían permanecer contenidos, sin propagarse a nivel mundial. Durante la mañana en Nueva York, el euro se negociaba en US$1,4791 frente a US$1,4665 del lunes por la tarde, mientras que el dólar cambiaba de manos a Y110,02 en relación con los Y109,80. El euro se cotizaba en Y162,77 frente a los Y161,15. La libra esterlina, por su parte, se ubicaba en US$2,0640 en comparación con los US$2,0492 de la víspera, según EBS. En relación con el franco suizo, el dólar se negociaba en CHF1,1092 frente a CHF1,1154.