Las acciones de Colonial se desploman más de un 20 por ciento y tocan los 1,48 euros en un goteo contínuo a la baja, tras regresar a la cotización con descensos del 5 por ciento. Los inversores deshacen posiciones en el valor pese a la información que ha publicado con respecto a las posiciones de varios accionistas significativos de la inmobiliaria.
Enytre sus aclaraciones, Colonial ha dejado claro que reducirá su participación en Société Foncière Lyonnaise, que actulamente supera el 84%, por debajo del 60% a lo largo de 2008 en cumplimiento de la normativa francesa. Además, ha señalado que "no ha iniciado ninguna gestión ni ha tomado ninguna medida" en relación con su participación del 15% en la constructora FCC. La inmobiliaria entiende que la evolución de la cotización en los últimos días es ajena a su situación patrimonial y a sus resultados, y estima que es consecuencia de las posiciones vendedoras de las contrapartes de determinados instrumentos financieros de cobertura suscritos por accionistas de la compañía. Prosigue el desplome en bolsa En las dos últimas sesiones de 2007 las acciones de Colonial habían perdido un 37,75% de su valor y, en todo el año, más de un 62%. El ex presidente de Colonial Luis Portillo señaló ayer que el hecho de tener contratos de derivados financieros y otros productos similares ligados a acciones de la compañía no ha sido la causa de la fuerte caída en bolsa que la inmobiliaria experimentó los días 27 y 28 de diciembre. Además, la inmobiliaria comunicó a la CNMV que la venta de inmuebles realizada a lo largo de 2007, y en especial en los últimos días, está dentro de los planes de la compañía y corresponde a su "actividad habitual" de rotación de activos.