El Ayuntamiento de Nueva York reclama al banco Lehman Brothers, que se declaró en quiebra el pasado mes de septiembre, una deuda de 627 millones de dólares (435 millones de euros) en concepto de impuestos no satisfechos por la entidad desde 1996, según informa el diario 'The New York Times'.