Royal Bank of Scotland presentó una demanda que desembocó en una orden de embargo sobre los bienes de Clesa.
Nueva Rumasa está enfrascada en negociaciones con el RBS para evitar que los bienes de Clesa sean embargados por la entidad escocesa. Esta orden de embargo fue suspendida por la oposición planteada por la empresa propiedad de la familia Ruiz-Mateos.
 
Los dirigentes de Nueva Rumasa aseguran que el valor de la finca propiedad de Clesa es muy superior a la cantidad reclamada por el banco.