El grupo de Ruiz-Mateos ha solicitado ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada concurso voluntario de acreedores para la firma alimentaria.

Nueva Rumasa ha adoptado esta medida con el objetivo de proteger a sus empleados, inversores y acreedores. Según declaran desde la compañía, mantienen la “más absoluta confianza en que las acciones adoptadas garantizan el futuro de Dhul, marca líder española en postres preparados con una experiencia de más de 40 años elaborando productos de altísima calidad y con un equipo humano altamente cualificado".

El holding de Ruiz-Mateos confirma así lo que ya anunciara hace una semana sobre la inminente solicitud de concurso voluntariado para Dhul y también para Clesa.

Más de treinta empresas de la firma Nueva Rumasa se encuentran en fase de preconcurso de acreedores.