El fondo de inversión libio "Libyan Investment Authority" ha hecho una nueva oferta de compra que evitaría la quiebra de la filial luxemburguesa del banco islandés Kaupthing, después de que la mayoría de los bancos acreedores de la división rechazasen el lunes la venta a un consorcio árabe. El nuevo plan de venta será sometido a votación a principios de la próxima semana, informaron hoy los diarios económicos belgas "L'Echo" y "De Tijd". Diecisiete de los veinticinco bancos acreedores de Kaupthing Luxemburgo -entre los que figuran ING, Dexia y KBC-, que controlan el 53% de la deuda reestructurada de la entidad islandesa, se opusieron al primer proyecto de venta a un grupo liderado por un fondo de inversión soberano -controlado por el Gobierno- de Libia.