Reyal Urbis dijo el lunes que ha alcanzado un acuerdo para resolver el contrato de compraventa de acciones de Inmobiliaria Colonial  suscrito con Nozar SA en el año 2007. En virtud del acuerdo, Nozar tendrá que indemnizar a Reyal Urbis con 71 millones de euros pagaderos en tres tramos.  El primero, de 20,5 millones de euros, es un pago al contado formalizado en el momento de la operación. El resto del importe se ha dividido en 32,6 millones de euros en activos propiedad de Nozar que se traspasarán a Reyal Urbis como pago, y otros 18 millones de euros por la participación de Nozar en la sociedad Chamartín Campanar SL, además de créditos adeudados a Nozar por esta sociedad.