Las acciones de Northern Rock se dejan más de un 21 por ciento a media sesión, después de que la prensa apuntara que Cerberus Capital Management ha abandonado sus planes de adquirir al prestamista británico, una información que, de confirmarse, supondría otro duro golpe para el banco británico en dificultades. El diario The Times indica que Cerberus, uno de los grupos interesados en Northern Rock, estaría considerando retirarse de la batalla por el prestamista británico debido a las turbulencias de los mercados financieros y las pérdidas crediticias registradas por GMAC, el antiguo brazo inversor de General Motors, que ahora está controlado en un 51% por Cerberus. GMAC debía ayudar a financiar la oferta de Cerberus por Northern Rock.
La entidad británica no sólo reacciona así a esta posible retirada de Cerberus, también a los comentarios realizados el lunes por el ministro británico de Economía, Alistair Darling. Darling indicó que Northern Rock debería devolver los créditos concedidos por el banco central en el momento adecuado y a un tipo de interés apropiado. Northern Rock no ha empezado la semana con buen pie. El lunes, sus acciones llegaron a descender hasta un 22% después de confirmar que ha recibido varias propuestas, pero que éstas son "materialmente" inferiores al valor de la compañía al cierre del viernes, y por lo tanto ofrecen muy poco valor a los accionistas. Se vende....desde el verano Northern Rock ha estado intentando venderse desde que se vio afectado por la crisis crediticia en verano y tuvo que pedir ayuda al Banco de Inglaterra. Desde que reconoció sus problemas de financiación el 13 de septiembre, sus acciones han descendido un 79%.