La entidad británica Paragon se desplomó hoy en el mercado de Londres un 39,05% tras anunciar problemas de financiación a causa de las turbulencias financieras que "han afectado las actividades corrientes de financiación" del banco.En un anuncio preliminar de resultados, la entidad reconoce la existencia de problemas de financiación hasta febrero que, han llevado al banco a suscribir un acuerdo con UBS, sostenido por un grupo de accionistas institucionales, para realizar una ampliación de capital por valor de 280 millones de libras (390 millones de euros) en el caso de que para esas fechas no haya logrado resolver sus problemas de financiación.
Paragon, que no cuenta con depósitos minoristas y que basa su negocio en el mercado de crédito para fondos, señaló que estas decisiones están sujetas a la "incertidumbre material" que podría generar serias dudas sobre la capacidad del grupo para seguir adelante. Además, el banco británico anunció que debido a estas circunstancias excepcionales, el consejo considera inapropiado proseguir con las retribuciones al accionista, incluidos los dividendos, hasta que el proceso de refinanciación haya sido completado. El presidente de Paragon, Nigel Terrington, precisó que la ampliación de capital no es "el instrumento ideal de financiación" para la entidad, y que mientras no existan problemas, su intención es evitarla, según declaraciones del ejecutivo recogidas hoy por la prensa británica. Las acciones de Paragon ya acumulan un retroceso del 70% a lo largo de este año por el temor a que pudiera tener problemas de financiación en el mercado global del crédito similares a los que padece el maltrecho Northern Rock.