El banco británico Northern Rock ha confirmado que está en conversaciones con potenciales compradores o inversores, pero reconoce que aun están en una fase inicial y no existe certeza sobre su desenlace. La entidad, que sufre serios problemas de liquidez desde este verano, ha indicado que cualquier plan de rescate deberá contar con la a probación del Tesoro, Banco de Inglaterra y la Autoridad de Servicios Financieros en el Reino Unido. Nohtern Rock, octavo banco del reino unido por capitalización bursátil, ha registrado una caída en sus acciones del 80% después de revelar en septiembre que este verano recurrió a los fondos de emergencia del Banco de Inglaterra.