El fabricante de teléfonos más grande del mundo, Nokia, reportó una caída menor de lo esperado en las ganancias del tercer trimestre.

Sorpresivamente Nokia logró reportar una caída menor de lo esperado en las ganancias del tercer trimestre, impulsado por las fuertes ventas de modelos sencillos de telefonía móvil. Nokia ha anunciado una pérdida neta del tercer trimestre de 68 millones de dólares (94 millones de euros), frente a la ganancia de 529 millones del año anterior . Las ganancias subyacentes del tercer trimestre se correponden a 0,03 euros por acción, frente a una pérdida de 0,01 euros que preveían los analistas sondeados por Reuters.

Las ventas de smartphones cayeron un 39% y los ingresos totales un 13%.

Las ventas netas de julio a septiembre fueron de 8.9 millones de dólares, por debajo de los 10.2 millones de dólares del mismo periodo de 2010.

El fabricante de móviles finlandés dijo que la disminución en las ventas de dispositivos y servicios fue impulsada por un precio medio más bajo en la venta de teléfonos móviles y teléfonos inteligentes y una apreciación del euro frente a algunas monedas.

Tras conocerse estas cuentas, Nokia se ha disparado en la Bolsa de Helsinki, en la que sube un 6,47% hasta los 4,77 euros. En los futuros de Wall Street también cotiza con avances destacados. Sube un 5,88%