La empresa finlandesa Nokia concluyó el primer trimestre del año con una cuota de mercado en móviles del 39%, un punto por debajo del 40% con el que cerró 2007. Nokia prevé un repunte en el mercado durante el segundo trimestre, si bien se muestra muy cauto sobre la evolución de las ventas de móviles durante el conjunto de 2008, sin descartar una ligera caída con el efecto divisa.