El mercado acentúa el castigo inicial otorgado a la empresa finlandesa a raíz de sus resultados y, sobre todo, sus previsiones. Las acciones de Nokia cotizaban planas hace apenas una hora, justo antes de publicar sus resultados (-73% del beneficio). La rebaja en los objetivos de cuota de mercado y de margen de negocio provocan ahora un descenso del 8,5$ en sus acciones. El índice sectorial de las empresas tecnológicas europeas se desinfla un 2,3%, después del tirón alcista propiciado ayer por Intel.