El fabricante japonés de automóviles Nissan obtuvo un beneficio neto de 70 millones de euros en su primer semestre fiscal (abril-septiembre), lo que supone un fuerte retroceso del 92,9% respecto al mismo período del ejercicio anterior, anunció hoy la compañía, que revisó al alza sus previsiones financieras para el conjunto del año fiscal 2009-2010.