Nissan presentó hoy al comité de empresa en Barcelona un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 581 trabajadores, una medida que prevé acabar con el excedente en la fábrica catalana después de que las medidas alternativas a los despidos no hayan logrado acabar con el sobrante de 1.680 personas planteado el pasado mes de octubre. Según explicaron fuentes sindicales a Europa Press, la compañía --que prevé presentar hoy mismo el expediente a la Administración-- ha cifrado en 581 los empleados afectados suponiendo que se cubrirán totalmente las 200 bajas con opción a reingreso y los 150 trabajadores que podrían regresar en 2012 si hay carga de trabajo suficiente.