El índice Nikkei subió un 0,3 por ciento el viernes con ayuda de los minoristas que contrarrestaron la toma de beneficios en el resto del mercado.
Los inversores compensaron la escalada de la bolsa hasta los máximos de 18 meses, pero los minoristas se beneficiaron del incremento del 43 por ciento del resultado de explotación de Fast Retailing.