La compañía estadounidense de ropa deportiva Nike obtuvo un beneficio neto de 1.539 millones de dólares en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal.

Esto supone un 11,2% más que a en el mismo periodo de un año antes.

La cifra de negocio de la compañía alcanzó los 15.096 millones de dólares, un 8,3% más, con un incremento del 10% de las ventas en Norteamérica y del 5% en Europa Occidental, mientras que la facturación en China creció un 15% y un 19% en los mercados emergentes. Por contra, las ventas en Japón se redujeron un 18%.