Los resultados de la empresa de alquiler de películas online para la segunda parte del año serán peores de lo previsto según ha informado la propia compañía.


Netflix ha informado hoy de que los ingresos serán de entre 50 y 62 millones de euros, es decir, entre 0,93 y 1,15 dólares la acción. Los analistas estimaban un beneficio de 1,18 dólares por título.


Los costes relacionados con el crecimiento fuera de los Estados Unidos pueden aumentar las pérdidas internacionales en el segundo periodo del año, desde la previsión anterior de 50 millones de dólares hasta los 70 millones. La empresa planea expandirse más allá de Canadá, en dos nuevos países a principios de 2012. Netflix también está invirtiendo para obtener los derechos de películas y programas de televisión fuera de Estados Unidos.

“El coste de los contenidos de streaming han aumentado sustancialmente y están siendo una sorpresa para muchos inversores” ha declarado Michael Pachter, analista de Wedbush Securities, a Bloomberg. “La compañía puede que no sea tan rentable como algunos pensaban” ha añadido Pachter.

Para el primer trimestre, los ingresos netos aumentaron a 60 millones o 1,11, dólares la acción, desde los 32 millones o 0,59 dólares del año pasado. Las ventas aumentaron un 46%, superando las proyecciones de los analistas.

Netflix experimenta una importante caída del 8,53% hasta los 230,20 dólares.