Natixis, el cuarto banco francés, perdió 1.020 millones de euros en el segundo trimestre, frente a la previsión de 669 millones de los analistas. Las acciones de la entidad, que busca ampliar capital por 3.700 millones, han caído hasta un 7,5% en París. Las mayores pérdidas se deben a mayores depreciaciones de su balance de activos relacionados con bonos de aseguradoras americanas. Credit Agricole, por su parte, ganó el 94% menos en el trimestre. “Ambos bancos crecieron demasiado rápido en banca corporativa y de inversión”, expresa a Bloomberg Alain Tchibozo, analista de ING. “Las dos tienen que reestructurar su banca de inversión de forma profunda”.