La Mutua Madrileña se ha desprendido del 3% del capital de ACS que posee en la operación de colocación privada entre inversores cualificados anunciada esta mañana y que se realiza a través de la sociedad Morgan Stanley. Antes de la apetura, los títulos de ACS han sido supendidos de cotización y han vuelto al mercado con una penalización del 2.68%. La colocación privada entre inversores cualificados se ha iniciado y el banco de inversión indicará el precio de venta cuando culmine la operación.