Morgan Stanley reinicia la cobertura de ACS con igual ponderación y precio objetivo de 32 euros. Señala que tiene un perfil riesgo-beneficio equilibrado y que no hay catalizadores inminentes para un cambio. Sólo prevé una modificación de la recomendación si hubiera grandes cambios en el valor de sus participadas Iberdrola, Abertis  y Hochtief.