La fuerte demanda de Asia causará un alza de corto plazo en los precios del petróleo hasta 150 dólares por barril para el 4 de julio, según señala Morgan Stanley. "Las exportaciones de Oriente Medio se mantienen estables, pero Asia está adquiriendo una participación sin precedentes", superando los precios de los clientes de la Cuenca del Atlántico y haciendo caer los inventarios a niveles críticamente bajos.