Los analistas de Morgan Stanley han recortado en 1 euro el precio estimado de Telefónica, con lo que pasa a ser de 21 euros por acción. La compañía cotiza a 16,45 euros después de bajar ayer medio punto porcentual.