El banco estadounidense Morgan Stanley ha elevado su previsión de contracción del Producto Interior Bruto (PIB) de la Eurozona en 2009 hasta el 3,3%, frente al 1,6% que había pronosticado en un principio, lo que convertiría a la actual recesión en "la peor registrada por un margen amplio". Además, en su último análisis sobre la economía mundial, la entidad rebaja "considerablemente", del 1,1% al 0,5%, la perspectiva de crecimiento para el próximo año, debido a "los datos decepcionantes en la actividad", especialmente en el sector industrial por la caída del comercio global.