Moody's Investors Service mejoró de "negativo" a "estable" su panorama crediticio para Coca-Cola tras señalar que la empresa de bebidas gaseosas y sus embotelladoras están bien posicionadas para beneficiarse de una recuperación económica.  En los últimos años, la compañía y sus subsidiarias se han beneficiado del mantenimiento de una sólida liquidez y políticas conservadoras de pagos a los accionistas para preservar el efectivo, así como de un ritmo más lento de adquisiciones financiadas mediante deuda, señaló la agencia calificadora. Moody's agregó que la integración de Glaceau, la productora de agua vitaminizada, parece no haber sufrido contratiempos y la decisión de China de bloquear la compra de Huiyan Juice Co. también ayudó a reducir la presión ocasionada por incrementos en el nivel de apalancamiento en el corto plazo vinculados a adquisiciones.  La calificación "Aa3" que Moody's tiene para la compañía, que se ubica tres peldaños por debajo de "Aaa", y su panorama estable reflejan la posición líder de Coca-Cola en el sector global de las bebidas gaseosas ligeras, incluyendo la propiedad de una de las marcas de consumo más valiosas en el mundo.