La agencia de calificación de riesgo Moody's asignó por un error informático la Triple A, categoría que se concede a los valores de menor riesgo, a miles de millones de dólares de productos de deuda estructurada, según publica hoy el diario británico Financial Times (FT). El rotativo, que cita documentos internos a los que ha tenido acceso, señala que algunos altos directivos de la compañía conocieron el error a principios de 2007, pero que esos productos mantuvieron sus calificaciones hasta enero de este año, cuando fueron rebajadas en medio de la ralentización del mercado.
Los productos implicados, dirigidos a inversores institucionales, han supuesto rebajas de su valor contable para aquellos que aún los mantienen y pérdidas de hasta un 60% de la inversión para quienes decidieron venderlos. El FT afirma que este tipo de errores informáticos pueden ocurrir, pero que no hay constancia de ninguno tan "significativo" como éste. Asimismo, asegura que, aunque la agencia de calificación corrigió el problema informático tras conocer el error, introdujo entonces cambios en su metodología de asignación de categorías. Sin embargo, en un comunicado remitido al diario, Moody's señaló que es habitual que cada cierto tiempo cambie sus modelos analíticos, pero negó que lo hiciera para ocultar el error. "Sería inconsistente con los estándares analíticos de Moody's y con la política de la compañía el hecho de modificar la metodología en un esfuerzo para enmascarar errores", afirmó. Moody's añadió que la "honradez" de sus calificaciones y de su metodología es "extremadamente" importante para la compañía y que se toma muy en serio este asunto, por lo que anunció el inicio de una investigación en profundidad. Este posible error se conoce en un momento en el que el papel de las agencias de calificación se ha puesto en entredicho por varios reguladores y Gobiernos, que ven parte del origen de la crisis crediticia mundial en fallos de las agencias a la hora de asignar las calificaciones a los complejos productos de deuda estructurada.