La papelera Miquel y Costas ha registrado un beneficio neto de 7,2 millones de euros hasta septiembre, lo que supone una caída del 10,7% respecto a igual periodo de 2006. La firma ha justificado esta evolución negativa por el incremento de las materias primas, mayores costes energéticos y devaluación del dólar frente al euro. El resultado neto de explotación o EBIT cayó un 7,2% hasta los 16,37 millones. Tras un flojo tercer trimestre (en los primeros seis meses el beneficio había subido un 10%), Miquel y Costas ve con optimismo la recta final del año 'aún a pesar de la volatilidad de las condiciones de la demanda, del tipo de cambio del dólar y de los precios de las materias primas y de la energía'.