La compañía papelera Miquel y Costas pagará el próximo 17 de diciembre un dividendo bruto de 0,151 euros brutos a cuenta de los resultados de 2009. Una vez descontada la correspondiente retención fiscal, el importe neto asecenderá a 0,124 euros. Para hacer frente a este pago, la compañía deberá desembolsar 1,4 millones de euros.