Microsoft Corp. ha demostrado que su consola Xbox 360 puede conquistar a los aficionados serios de los videojuegos. Ahora, necesita probar que puede superar a Nintendo Co., el líder del mercado, en la batalla por los jugadores informales. Don Mattrick, el jefe de la división de videojuegos de Microsoft, presentó esta semana un plan para expandir la clientela de la consola Xbox con una nueva cámara de video de 3-D que permitirá que las personas jueguen con el movimiento de sus cuerpos. El producto, que Microsoft espera lanzar el próximo año, representa una gran apuesta por parte de la empresa de que puede superar la varita sensible al movimiento de la Wii de Nintendo, que ha atraído a nuevos seguidores a los videojuegos que antes se sentían intimidados por los controles llenos de botones de otras consolas. La nueva cámara de Microsoft, apodada Project Natal, elimina la necesitad de que el jugador sujete cualquier tipo de control.