El fabricante francés de neumáticos Michelin terminó el primer semestre del presente ejercicio con unas pérdidas netas de 122 millones de euros, en comparación con los beneficios netos de 430 millones de euros registrados en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la compañía.