¿Cómo valora el año 2021 en la bolsa española y que espera de 2022?

El año 2022 será un año complejo, como 2021 y 2020, y seguiremos teniendo el desafío operativo de seguir trabajando de manera parcialmente presencial; con los últimos números que estamos viendo de contagios seguramente tengamos que mantener la no presencialidad un tiempo. Claramente para una compañía como nosotros de rabioso tiempo real y que maneja sistemas sofisticados en remoto es un desafío pero estamos muy orgullosos de como ha funcionado la compañía en estos dos años tan complejos a pesar de todas las dificultades. 2022 será un año de nuevo de seguir testando esa resiliencia de los sistemas y de los equipos y desde el punto de vista del negocio y del mercado un año con incertidumbre pero que tiene un pilar conductor que es el crecimiento de la economía. Esperemos que se cumplan los pronósticos de que el crecimiento del PIB esté por encima del 5%, incluso del 6%, si ese es el caso creo que tendremos salidas a bolsa y un volumen atracción de inversión más potente que si no sucede. Es importante también que la inflación se modere, al igual que la parte de la energía, a partir del primer trimestre o semestre. Y si eso se da creo que tendremos un 2022 positivo.

La Bolsa española ha vivido importante hitos este 2021 y uno de ellos ha sido la buena evolución de BME Growth. ¿Qué balance hace de este mercado alternativo?

Creo que es un mercado que era necesario, para mí es un elemento clave que puede generar financiación para medianas y pequeñas empresas que empiezan y y tienen perspectivas de crecimiento. Para nosotros ha sido muy satisfactorio ver 14-15 salidas en este mercado en un año tan complicado, donde además en este segmento están representados todo los segmentos de actividad. Es muy importante que los emprendedores en España sepan que tienen segmento de mercado al que acudir para lograr financiación en equity y también en la parte de renta fija en el MARF donde conseguir financiación de mercados en un momento de su crecimiento y constitución temprano, de manera que esa diversificación de fuentes financieras esté encima de la mesa desde muy al principio. Eso es muy bueno y la valoración que hacemos es muy positiva, para nosotros no es una gran contribución a resultados, es parte del pulso del mercado y del ADN del mismo, el conseguir que las empresas vengan y a partir de ahí se desarrollen.

Otro de los hitos ha sido el gran crecimiento de emisión de deuda en el MARF respecto a l año anterior. ¿Cree que el crecimiento económico y el entorno macroeconómico pueden reducir esas emisiones?

Creo que el MARF tiene una gran ventaja como mercado que se va a mantener y es el grado de flexibilidad, la rapidez con la que una emisión se puede poner en circulación en el mercado, y ese elemento de flexibilidad y agilidad le permitirá seguir desarrollándose de manera muy importante. Y de nuevo para las compañías pequeñas y medianas es un elemento de testar el mercado, de empezar por tener un instrumento cotizado en un mercado de renta fija para acercase a los inversores y que conozcan la compañía y después quizá hacer la parte de equity. Lo dos, Growth y MARF, se combinan muy bien desde el punto de vista de las alternativas de inversión. La cuestión que nos queda en el mundo de renta fija en 2022 es qué pueda suceder con lo tipos de interés: si la política monetaria se mantiene como hasta ahora creo que habrá emisiones de deuda de inversiones de renta fija en el MARF de un caudal importante, pero si suben los tipos quizá veamos una menor actividad hasta que se absorba desde el punto de vista del mercado.

El avance de las sosteniblidad con los fondos europeos. ¿Cree que estamos aún al principio de las emisiones de bonos verdes y en el papel que juegan en el mercado de los capitales?

Creo que estamos al principio pero no en la casilla cero. Creo que los volúmenes de emisión que se han producido este año ya son relevantes. La emisión del bono verde por parte del Tesoro de 5.000 millones ha sido todo un pilar de atracción al mercado ESG y de sostenibilidad. Espero que España sea un mercado en este tipo de instrumentos muy potente a futuro. Tenemos un sector de renovables muy importante y gobiernos central y autonómico que están dispuestos a emitir en este tipo de instrumentos. Creo que ha llegado para quedarse porque es evidente que se emiten bonos porque hay una demanda de los inversores que quieren que el dinero de sus ahorros se inviertan en empresas o proyectos que cumplan con unas normas de sostenibilidad medioambiental, igualdad, etc. que creo que es muy positivo. Existe una demanda y el mercado lo que tiene que hacer es satisfacerla.  Esto es un principio pero bastante avanzado y donde ya tenemos un tamaño a nivel mundial relevante.

Acaban de lanzar el índice Ibex Gender Equality Index. ¿En qué consiste?

Es un índice compuesto por las empresas que cumplen una serie de criterios respecto a la participación de género, tanto en los consejos de administración como en el management de la compañía. Es un índice que hemos hecho junto con SIX. Básicamente el índice simplemente lo que intenta es componerse de aquellas compañías que cumplen con esos parámetros. El índice se calcula en base a la capitalización de las compañías que cumplen esos criterios. Es un primer paso necesario para que el tema de la igualdad de genero esté sobre la mesa y es algo sobre lo que las compañías están trabajando. Espero que algún día este índice no sea necesario, que empiece hoy y termine pronto, porque todas las compañías cumplen con estos parámetros y por tanto sea com cualquier otro indice bursátil. Solo es una manera de poner el foco sobre un buena práctica.

Estrategias de Inversión

Un deseo para 2022

Deseo los de siempre. El primero la salud de todos, física y económica, y lo que deseo realmente es que sigamos adelante en los planes que tenemos las empresas y el país en cuanto a crecimiento y que acertemos también en la parte de la gestión de los fondos estructurales europeos. Creo que el ser inteligente y planificar bien en un momento de recuperación es muy importante, es duro porque venimos de una caída del PIB del 10% y aún estamos intentándonos recuperar, pero mi deseo es que esos esfuerzos de crecimiento e inversión se dediquen a proyectos potentes y que nos ayuden y que el 2022 sea el año donde al menos podamos empatar con el nivel de PIB que teníamos antes de la pandemia. Será difícil pero es un objetivo que nos podemos poner.