El presidente del grupo comercial Metro, Eckhard Cordes, ha reiterado su interés en la compra de la cadena de grandes almacenes Karstadt, propiedad del consorcio Arcandor, que este martes se declaró en insolvencia al no recibir ayudas estatales para superar sus problemas económicos. El jefe de Metro proyecta fusionar Karstadt con la cadena de grandes almacenes de su propio grupo, la empresa Galeria Kaufhof, y mantener 160 de los 200 grandes comercios que sumarían las dos firmas una vez fusionadas. Mientras tanto, el vicecanciller alemán y candidato socialdemócrata (SPD) a la cancillería, Frank Walter Steinmeier, ha criticado la política que mantiene su compañero en el gabinete ministerial y titular de Economía, Karl Theodor zu Guttenberg, ante las suscesivas crisis empresariales.