Merrill Lynch ha mejorado el precio objetivo de la constructora que controla la familia Del Pino desde los 63 a los 65 euros. Ferrovial cerró ayer con un descenso del 0,46% hasta los 53,6 euros.