Merodea la zona de máximos de 2015 en 12 euros, y sin mucho convencimiento acota sus rangos de fluctuación provocando una situación anómala en los indicadores, lo que viene siendo antesala del inicio de un movimiento más acusado.

Los mínimos de primeros de septiembre en 11,2 euros se presentan claves en la manutención de la estructura alcista nacida en los mínimos de Brexit.

Recomendación: MANTENER encima 11,2 euros.