Merlin mantiene beneficio operativo en 2018 y anuncia incremetno de dividendo

MERLIN Properties  ha cerrado 2018 con unos ingresos de 509,4 millones de euros, EBITDA recurrente de 403,7 millones,  beneficio operativo de 286,9 millones y beneficio contable conforme a IFRS de 854,9 millones de euros.

La compañía se atribuye un crecimiento del 7% en el valor bruto de los activos que, a 31 de diciembre de 2018 asciende a  12.041 millones de euros según las tasaciones realizadas por Savills y CBRE, frente a los 11.254 millones de hace un año; demostrando la excelente labor realizada en la gestión de los activos, el valor creado por los planes Landmark I, Flagship y Best II, así como el positivo entorno de mercado.

Por lo que respecta al valor neto de activos, éste asciende a 6.956 millones de euros, equivalentes a 14,81 euros por acción, representando un incremento del 12% sobre el EPRA NAV por acción de 2017 (13,25 euros por acción), que “muestra la importante creación de valor para el accionista lograda durante el ejercicio”.

La Compañía ha reducido su nivel de endeudamiento de forma notable este ejercicio repagando € 160 millones de deuda bruta y acabando el año en el 40,7% (frente el 43,6% de 2017). Se han mejorado además todos los ratios financieros,

Estrategias de Inversión

La Compañía ha creado más de € 947 millones de valor para sus accionistas en 2018 entre distribuciones realizadas en el año natural (€ 216 millones) y aumento del EPRA NAV (€ 731 millones), lo que representa una tasa de rentabilidad anual del 15,2%.

En línea con la excelente evolución del negocio, MERLIN Properties aumenta su estimación de retribución al accionista con cargo a 2019 a al menos € 244 millones o 52 céntimos por acción (+4% vs 2018).

Merlin Properites ha comunicado un aumento del dividendo complementario pagadero en mayo de 30 céntimos por acción, lo que unido a los 20 céntimos ya repartidos a cuenta el pasado mes de octubre, arroja un total de 50 céntimos de retribución al accionista en el ejercicio 2018 (+9% frente a 2017). Este dividendo complementario será abonado tras la aprobación en la Junta General, que se celebrará previsiblemente el próximo 10 de abril.

La Compañía anuncia su estimación de retribución al accionista con cargo al ejercicio 2019 por un mínimo de 244 millones de euros. Esta retribución, que se abonaría íntegramente en efectivo, supondría 52 céntimos por acción, y se distribuirían en parte como dividendo y en parte como devolución de prima de emisión. Representa un incremento del 4% sobre la retribución de 2018.

Los dividendos con cargo al ejercicio 2019 se abonarán como hasta ahora en dos pagos, uno en el mes de octubre de 2019 y otro en 2020, una vez celebrada la Junta General de Accionistas que apruebe las cuentas del año 2019.