La canciller alemana visita nuestro país en son de paz mientras el gobierno español se engalana con reformas para causar buena impresión. Sobre la mesa, los problemas de deuda, el mercado laboral y algunos movimientos corporativos. ¿Pasará con nota España?, ¿qué sacará a cambio Alemania?

Problemas de deuda de España
El tema central de la XXIII cumbre bilateral entre España y Alemania serán los problemas de deuda de nuestro país. Los rumores de default y el fantasma de crisis que invade a otros países periféricos han dejado a nuestra nación en una comprometida situación, por lo que hoy Angela Merkel se pondrá el uniforme de profesora y calificará la situación económica nacional. Ante las dificultades de poder aprobar, como el alumno que pide clemencia en la corrección de examen, José Luis Rodríguez Zapatero reclamó hace dos días en el rotativo alemán ‘Handelsblatt’ que “Alemania no sólo juegue a la defensiva en la lucha contra la crisis, si no en el centro del campo ofensivo”

Merkel tendrá que valorar lo que está haciendo España para salir del hoyo y, por tanto, las reformas económicas puestas en marcha. En este sentido, el Gobierno español es consciente de que se juega mucho a la hora de mostrar sus avances para el recorte del gasto público y la mejora del mercado laboral, por lo que ayer mismo firmaba con los sindicatos y la patronal el Pacto Social y Económico.

De cara al público, José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, dice que “la canciller dará apoyo explícito a todas las medidas que se están tomando en nuestro país” para “lanzar un mensaje de estabilidad del euro y tranquilizar el mercado de deuda soberana”, apoya Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI.

También se hablará de qué podría hacer Alemania por España En este sentido, Christian Tegllund Blaajberg, jefe de estrategias de Renta variable de Saxo Bank, dice que “en caso de quiebra de España, nuestro país tendría que pedir ayuda a Alemania y Francia en forma de crédito bilateral, ya que España es demasiado grande para poder acudir al Fondo de Rescate”. De hecho, el Eurogrupo ya rechazó ampliar dicho fondo, aunque Alemania podría abrir la manga y elevarlo a cambio de que las economías europeas se aprieten las tuercas en el mercado laboral. Saldremos de dudas el viernes, en la Cumbre Europea.


¿Pepe volverá para Alemania?
¿Recuerdan la clásica película protagonizada por Alfredo Landa en los años 70? Pues parece que la historia de la emigración de españoles a Alemania se podría repetir, como muestra el estrechamiento de lazos entre los servicios de empleo españoles y germanos para que trabajadores cualificados españoles se animen a trabajar en el país de Merkel. Esta semana Alemania lanzaba un salvavidas a nuestro país y demandaba entre 500.000 y 800.000 trabajadores cualificado, especialmente médicos e ingenieros pues, como explica Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, “Alemana está creciendo por encima del 3,5%, necesitan personas tituladas para cubrir las demandas de su economía y nosotros tenemos grandísimos arquitectos e ingenieros que podrían ser una excelente mano de obra”.

Sin abandonar el mercado laboral, “Merkel propondrá que los sueldos se desvinculen de la inflación y estén más ligados a la productividad”, espera José Carlos Díez, pues la canciller quiere “una Europa más alemana”, como ella misma admitía. En línea con los deseos de Merkel, Valeriano Gómez, ministro de trabajo de España, comentaba que “la reforma de las pensiones es similar a la diseñada por Alemania en 2003 y que, en su día dio frutos”.


Hochtief vs. ACS, ¿tema anecdótico de la reunión?
Más allá de la macroeconomía, José Carlos Díez cree que “también se tratarán temas que no saldrán en los medios, como la OPA de ACS sobre Hochtief, aunque se hará a nivel de ministros” y, es que, la compañía de sello alemán es la primera potencia europea en el sector de la construcción y Alemania se juega una pieza clave empresarial. Ya desde la propia Alemania han surgido las oposiciones a esta operación. Por ejemplo, un grupo de bancos germanos prepara una estrategia de defensa contra la OPA y los trabajadores alemanes ya se han manifestado por miedo a su futuro laboral.
Sin embargo, “los ingenieros españoles son los de mejor cualificación de Europa y tienen menores salarios que los alemanes, por lo que quizás a Hochtief le convenga que ACS se haga con ella porque las contratas fuera del país le serán más económicas si envía a ingenieros españoles”, dice el economista jefe de Intermoney.