La canciller alemana, Angela Merkel, se negó a comprometerse con más ayuda para Grecia, diciendo que todavía es demasiado pronto para decidir si el Gobierno griego tendrá más ayuda financiera para superar la crisis de deuda.

"Primero tenemos que escuchar cómo están. Sólo entonces puedo decidir lo que, en todo caso, hay que hacer ", dijo Merkel a periodistas hoy en Berlín. "Nosotros no hacemos ningún favor a Grecia por especular sobre la ampliación de las ayudas", añadió.

Mientras que es "claro" que Grecia se enfrenta a un momento difícil para el cumplimiento de las condiciones fijadas en el rescate de 110 millones de euros.

"Yo soy la clase de persona que llega a conclusiones cuando he visto los resultados y los he analizado", dijo. y "antes de que estén los informes disponibles, no voy a hablar de lo que hay que hacer", se negó Merkel.

La canciller prefiere esperar a la evaluación de los progresos del gobierno griego que harán el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.